Diseñadores como Philippe Starck ya han recurrido a esta tecnología para elaborar algunas de sus obras 

ROTOBASQUE realizó para el creador francés los bancos iluminados que podemos encontrar en el interior del Azkuna Zentroa en Bilbao 

 

El rotomoldeo es una tecnología que se emplea para fabricar piezas plásticas huecas a partir de diferentes polímeros en polvo y que permite crear unas geometrías imposibles de conseguir mediante otra tecnología. Es por eso que muchos diseñadores encuentran en el rotomoldeo una tecnología ideal a la hora de diseñar sus productos aprovechando todas las libertades que ofrece. Este proceso aparentemente tan simple ofrece una gran libertad de diseño y personalización a la hora de fabricar piezas diferentes y complejas, y todo ello a un bajo precio si se compara con lo que costaría hacer lo mismo por medio de otra tecnología.

De ahí, el rotundo éxito del rotomoldeo en el sector industrial y también su cada vez mayor aceptación en disciplinas tan opuestas a ésta como son el arte, el diseño o la decoración. 

Si quieres saber más sobre esta tecnología, solo tienes que pinchar en el enlace y descargar nuestro catálogo.

 

Entre la comunidad de artistas, los escultores y los decoradores de interior y exterior son quienes con más frecuencia recurren al rotomoldeo. La tecnología les permite obtener la pieza en el color y la textura que más se  adecuen a su diseño, la cual sirve para ser expuesta tanto en espacios interiores como en exteriores.

 

Rotomoldeo en la Alhondiga

En ROTOBASQUE hemos tenido el privilegio de trabajar con uno de los mejores diseñadores del mundo, Phillippe Starck (París, 1949), quien participó en la reconversión del Azkuna Zentroa (Bilbao), el centro cultural conocido como La Alhóndiga, uno de los edificios más emblemáticos de la capital vizcaína. 

Durante la renovación del antiguo almacén de vinos, el diseñador contactó con ROTOBASQUE para encargarnos la fabricación de los bancos que se iluminan entre algunas de las famosas 43 columnas del hall

La característica clave que tuvo en cuenta Starck para decantarse por el rotomoldeo fue que esta tecnología le iba a permitir lograr justo lo que él quería: que a los bancos de color blanco se les pudiera introducir unos focos que los iluminasen desde el interior. Ello, iba a contribuir de manera decisiva a crear esa atmósfera tan especial que tiene el edificio.

              

Proyecto con la empresa Aribell de Barcelona

Pero no ha sido esta la única experiencia que ROTOBASQUE ha tenido con el mundo del arte. De hecho, en este momento estamos trabajando en un proyecto cien por cien artístico. La empresa Aribell de Barcelona  ofrece soluciones de diseño industrial para piezas de metal, y va a incorporar en su propuesta de valor el rotomoldeo para el desarrollo y creación de nuevas piezas. Las importantes ventajas que ofrece el rotomoldeo, así como la amplia experiencia de ROTOBASQUE servirán a Aribell para ampliar su oferta y su mercado.